Opinión

¿Se he hecho el nuevo gobierno con un buen equipo económico?

En principio las personas que forman parte de este equipo económico y en general del gobierno, parecen personas competentes. No digo que todos sepan mucho del tema de su Ministerio, eso ya sería rizar el rizo, pero por lo menos son personas con una formación y una experiencia.

Hay que tener en cuenta que lo que van a hacer es política. No se van a dedicar a gestionar la economía. Van a hacer política económica en un sentido u otro, que ya veremos en lo que eso se traduce. De momento el único pronunciamiento que tuvo lugar además en el debate de investidura sobre política económica, es que el Presidente del Gobierno está dispuesto a respaldar la estabilidad presupuestaria. Por cierto, la Ministra de Hacienda ha dicho lo mismo. Por tanto, en teoría eso está muy bien. Luego para respaldar la estabilidad presupuestaria hay que hacer política con los ingresos y con los gastos.

La nueva Ministra de Hacienda no parece que tenga una competencia profesional importante, no es economista, aunque ha ejercido de Consejera de Hacienda.  Hacer las cuentas y que te cuadren, lo puede hacer un médico aunque con algunos problemas, pero aquí no se trata de hacer las cuentas y que te cuadren. Se trata de desarrollar la financiación del conjunto total de las políticas que desarrolla el gobierno y eso es mucho más complejo. Requiere mucha negociación, mucha mano izquierda, a veces requiere mucha dureza…

El Ministerio de Economía lamentablemente en mi opinión se ha ido convirtiendo en un Ministerio de relaciones públicas internacionales y es el Ministerio de Hacienda el que lleva el peso fundamental de la política económica. El que determina la orientación de la política económica. Lo que espero y deseo es que a la Ministra de Hacienda no le de por adoptar la política fiscal andaluza, si fuera así, preparemos nuestros bolsillos.

En lo que se refiere al Ministerio de Trabajo ha habido ya algún mensaje peligroso en torno a la derogación de la reforma laboral. Pienso que no se podrá hacer y además que sería un error. La reforma laboral (si bien es incompleta y debiera ampliarse y mejorarse) es de lo mejor que ha hecho el gobierno saliente para facilitar la creación de empleo. El mayor reto que tiene el Ministerio de Trabajo en este momento es el sistema de pensiones. La Ministra que entra ha trabajado en este tema, por tanto, a ver qué soluciones propone. Ha hablado del Pacto de Toledo. El Pacto de Toledo se lleva manteniendo hace muchos años y el problema de las pensiones no se arregla. De ahí que algunos lo conozcan como el Pacto de Silencio de Toledo. Se ha hablado también de nuevos ingresos tributarios para arreglar el problema de las pensiones. Entonces vendrá la Ministra de Hacienda y dirá ¿A mí? ¿Ingresos tributarios? Esos son míos y quiero dárselos a las Comunidades Autónomas y ahí vendrá una más que posible pelea.

Y me gustaría también mencionar algo sobre el nuevo Ministerio de Industria. Yo lo del Comercio y Turismo lo entiendo, pero el Ministerio de Industria responde a esta idea mítica de que la Industria es muy importante y como nos hemos desindustrializado pues tenemos que hacer algo. No hay que olvidar una cosa: el Estado, no tiene competencias en materia de industria. Solo marginales y de escaso valor. Están todas en las Comunidades Autónomas. Desde el punto de vista de la política industrial, solo quedan tres políticas: la política de I+D, o sea la política tecnológica (esa se la han dado a Pedro Duque), luego está la política de incentivos regionales (la tiene Meritxell Batet) y queda una que es la política de medio ambiente (esa se la han dado a Teresa Ribera. Ministra de transición ecológica).

Así que veremos qué pasa y cómo lo hace el nuevo gobierno. Iremos comentando al respecto.

Álvaro Lodares (Economista)

@lodares

8 junio, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros

MurciaCode. Tu periódico de Murcia.

AVISO LEGAL: La empresa editora no se hace responsable de las opiniones vertidas en los artículos por los colaboradores.