LifeStyle

Las ventajas de la liposucción convencional

La liposucción convencional presenta algunas ventajas respecto a otras técnicas.

Con el paso del tiempo, son cada vez más los métodos que se desarrollan para tratar de solucionar el problema de la grasa localizada, pero aún hoy, muchos cirujanos plásticos preferimos la liposucción tradicional frente a nuevos métodos de extracción de grasa a través de tecnología láser o por ultrasonidos.

Todos los tratamientos tienen excelentes resultados, pero hoy te hablo de algunas de las ventajas que creo presenta la liposucción convencional frente a las nuevas técnicas:

En la liposucción convencional aspiramos los depósitos grasos subcutáneos mediante la introducción de una cánula que está conectada a un sistema de vacío. Las cánulas son muy finas y se introducen a través de pequeñas incisiones en la piel, que dejan una cicatriz prácticamente imperceptible a simple vista. La liposucción con láser puede dejar quemaduras en la piel.

Gracias a la pericia manual del cirujano plástico, conseguimos aspirar la grasa sin destruir los adipocitos. En el caso de las nuevas técnicas, las células grasas se rompen y destruyen mediante láser o ultrasonidos. Si bien tienen ventajas como la retracción de la dermis, mi sensación es que los adipocitos sufren más daño, con lo que la grasa va a ser menos eficiente en cirugías de lipofilling.

Y hoy en día, en más del 90% de los casos en los que practico una liposucción, esta viene acompañada de una remodelación corporal mediante técnica de lipofilling, bien aprovechando esa grasa para el pecho, los glúteos, otras zonas corporales que precisan relleno; o las zonas faciales como los pómulos, el mentón, los párpados… También conseguimos atenuar las ojeras, devolviendo luminosidad y frescura a la mirada.

Respecto a las zonas de tratamiento, la liposucción convencional se puede aplicar en muchas zonas del cuerpo, aunque las más habituales son el abdomen, los flancos, cartucheras, muslos, rodillas y la zona subglútea. Asimismo se utiliza para la corrección de la ginecomastia en los hombres. En lipoláser y VASERlipo se aplica más en zonas donde existe flacidez, como la cara interna de muslos o brazos, el abdomen y la papada fundamentalmente.

Y en cuanto a los resultados, creo que en el caso de la liposucción convencional podemos conseguir mayor reducción de volumen. Las nuevas técnicas moldean partes del cuerpo con poca grasa, mientras que la liposucción convencional permite eliminar grandes cantidades de grasa acumulada sin necesidad de que tengan flacidez, lo que hace que pierdas más volumen del contorno de tu cuerpo.

Por el contrario, las nuevas técnicas hacen que la piel quede más lisa y uniforme, por lo que recomendaría la liposucción láser o por ultrasonidos solo para casos con flacidez o para pacientes mayores de 45 años en determinadas zonas donde existe riesgo de flacidez posterior.

Fotos antes y después de una liposucción de abdomen y flancos.

 

Dr. Carlos Gullón Cabrero (cirujano plástico)

© FEMM Cirugía y Medicina Estética

9 marzo, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias
Sobre nosotros

MurciaCode. Tu periódico de Murcia.

AVISO LEGAL: La empresa editora no se hace responsable de las opiniones vertidas en los artículos por los colaboradores.