Opinión

Los tinglados del Ibex, del gobierno y de las eléctricas

En unos días hemos podido ver como los Índices de Europa y EEUU han borrado las subidas anuales. Dicen los expertos que estamos ante un ajuste técnico, ante una corrección sana. Detrás están las valoraciones excesivas en algunos activos y el temor a que las tensiones inflacionistas al otro lado del Atlántico aceleren la subida de los tipos de interés. Además hay un hecho: los automatismos que hay en la Bolsa, las máquinas que están tomando decisiones con unos algoritmos que por cierto son muy imperfectos, magnifican las fluctuaciones.

Pero al margen de esto, tenemos que tener en cuenta que la economía norteamericana probablemente en un futuro no muy lejano va a tener problemas de inflación y de productividad. El proteccionismo que está imponiendo poco a poco la actual Administración Norteamericana en el mercado americano, inevitablemente conducirá a este tipo de efectos. Y además de eso tienen un problemón en el mercado de Bonos. Por tanto, tendremos una situación en la cual las rentabilidades de las grandes corporaciones (que son las que cotizan en los mercados financieros) caerán y consecuentemente con ello es previsible que tengamos cierta caída de cotizaciones. Los algoritmos se han adelantado a esto.

Confiar en que se van a recuperar rápidamente las cotizaciones y volveremos a lo anterior, habrá que verlo. Después de este tipo de debacles, los que manejan el cotarro de la Bolsa les dicen a los matemáticos: volveros una semanita a vuestra casa y paradme los robots que voy a pensar yo en este asunto.

Y luego en el caso español a eso se le añade otro tipo de cosas: es verdad que hay mucho Banco en el IBEX, pero también es verdad que por ejemplo son muy relevantes las compañías eléctricas. Y en este momento existe un conflicto muy serio entre la política que pretende y que hace el gobierno y las compañías eléctricas, que ven amenazado el valor de sus activos por esa política que lo que pretende es bajarnos la energía eléctrica a los consumidores. Cosa que probablemente no logrará.

Es que las eléctricas en España han funcionado como han funcionado: siempre han sido un capitalismo oligopólico, que además ha estado aliado con los poderes políticos siempre. Tenían el siguiente argumento: España necesita inversiones en temas eléctricos, de acuerdo ¿Cómo conseguimos que el capital invierta? Entonces el Estado desde hace más de un siglo dice: pues mira, haciendo una especie de oligopolio consiguiendo que ellos puedan cobrar mucho más de lo que vale para que haya rentabilidad en esas inversiones, porque sin esas inversiones no tendremos energía. Ha habido un pacto entre este capitalismo oligopólico y los poderes del Estado de cualquier tipo y esto es lo que ha hecho que tengamos el sistema eléctrico que tenemos.

El problema ahora es que en las modificaciones en ese pacto que se quieran hacer, tienes que tener en cuenta los intereses que hay ahí. No solo porque vas a bajar el recibo a los consumidores, porque por ejemplo el Ministro actual de energía tiene muy en cuenta los intereses mineros de una minería del carbón que es una catástrofe. Entonces para que los mineros de la minería del carbón no sufran la catástrofe correspondiente, entonces la tenemos que sufrir todos los demás o las compañías eléctricas. Con lo cual está tratando de cuadrar un tinglado que es muy difícil de cuadrar. Y está teniendo en cuenta intereses electoralistas que deberían estar fuera de sus decisiones.

Álvaro Lodares (Economista)

@lodares

11 febrero, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias
Sobre nosotros

MurciaCode. Tu periódico de Murcia.

AVISO LEGAL: La empresa editora no se hace responsable de las opiniones vertidas en los artículos por los colaboradores.