Opinión

De palurdas, analfabetas e Irene Montero

EFE

En una ocasión le preguntaron a Salvador Dalí por la cosa más estúpida del mundo. “La Unesco”, dijo sin pestañear. Estúpida o no, la Unesco ha hecho saber que el analfabetismo femenino crece en el mundo de forma galopante. El estudio parece que se refiere mayormente a nosotros, los europeos y países civilizados, ya que en América Latina, en parte tercermundista, la alfabetización ha crecido.

Un amigo me alerta de esta situación exponiendo que “a más de 500 millones de féminas en el mundo les pones una postal diciéndoles que estás coladito por sus huesos y no se enteran porque no saben leer”. Así es como ya no se liga nada, mayormente por correo, que además Correos anda muy mal. De ahí el auge del ligue  cibernético que tanto se publicita ahora. El género epistolar, como género erótico, ha muerto. Durante la última década hemos acumulado quince millones más de analfabetas entre las mujeres que saben leer. Por el contrario, los hombres son ahora más cultitos, salen más preparados, siempre según la versión de la Unesco.

Contra lo que decía Dalí, opino que la Unesco tiene razón. Contaba, el gran Umbral cuando la “revolución de los claveles” portuguesa: “ Progre es la que, mientras se quita las bragas, te pregunta: ¿y cómo va lo de Portugal?”. Ahora, de vuelta de Portugal, de los claveles, de la revolución, del partido, del feminismo y de la cosa, las Ana Belén, Cristina Almeida o la podemita Carolina Bescansa, han vuelto a sus labores, que son las del cine, el hogar, la canción, el amor, etc…

Esta vuelta al hogar supone que la mujer occidental se ha sumido definitivamente en la cultura doméstica del marujeo y el culebrón. De modo que no hablo de las analfabetas de barrio, sino de las analfabetas culturales y políticas, como doña Irene Montero y sus coces al diccionario, como Mariló Montero, que glosando un crimen decía:”si acaba de ser asesinada todavía está blandita”. O las locutoras que dicen “Es todo” (por “eso es todo”), “el jefe está reunido” (y nos lo imaginamos hecho un ovillo consigo mismo, en plan tantra), las busconas del cine que se explican siempre, si es que se explican, en segunda persona: “Cuando haces teatro parece como que te realizas más”. Los señores añoran las damas de antaño. Yo, a las políticas preparadas y competentes.

Por Marisa Arcas

@marisaarcas

11 febrero, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros

MurciaCode. Tu periódico de Murcia.

AVISO LEGAL: La empresa editora no se hace responsable de las opiniones vertidas en los artículos por los colaboradores.