Actualidad

La policía retiene, seis meses después, documentos clave del ‘caso Kokorev’

                Más de medio año después de que los abogados de la familia Kokorev solicitasen la entrega de todas las comunicaciones que durante un largo tiempo mantuvo la UDYCO canaria con el principal testigo acusador del caso, el panameño Ismael Gerli, éstas siguen sin ser aportadas en su totalidad a la causa que se sigue contra el presunto testaferro de Teodoro Obiang en el juzgado de Instrucción nº5 de Las Palmas. Y ello, a pesar del amparo que después de junio de 2017 dio la Audiencia Provincial el pasado 13 de diciembre para que la juez conociese éstas comunicaciones clave, muchas de ellas mantenidas de forma extraprocesal.

                Los letrados de Vladimir Kokorev, que va a cumplir una semana en libertad condicional con la prohibición inédita de salir de la isla de Gran Canaria, se han dirigido a la juez Ana Isabel de Vega después de constatar que ya se han entregado 658 correos electrónicos cruzados entre el ‘testigo estrella’ y la fuerza policial. No sólo eso, revisados esos mails, además de los que resta por aportar a las fuerzas de seguridad, están los que tampoco se han entregado y que hacen referencia a las comunicaciones mantenidas por el propio Gerli con Francisco Gabriel Maroto Almarcha, Agregado de Interior de la Embajada de España en Panamá.

En las comunicaciones ya aportadas y en manos de los letrados de la familia hispano-rusa se constatan las propias visitas del testigo Ismael Gerli (investigado por graves delitos en su país) en la sede de la legación española en Centroamérica. Y otras conversaciones desarrolladas al margen del proceso judicial y de las que o no se levantó acta o este funcionario no ha considerado entregarlas, contraviniendo a la AP de Las Palmas.

De los mails que ya han sido efectivamente aportados se desprenden otros hechos que preocupan profundamente a la defensa de los Kokorev, según ha sabido ‘Madrid Code’. Por ejemplo, que las reuniones y comunicaciones del testigo también fueron mantenidas con su abogado. Además, que hay otro material que sigue siendo hurtado al juzgado, consistente en conversaciones vía whatsapp a las que se hace referencia en los correos entregados. Además, hay una inmensa laguna que conforma el uso de correos encriptados entre el testigo Ismael Gerli y sus interlocutores.

Extraprocesalmente, este sistema ha consistido en el uso de un buzón virtual cifrado que funciona a través del envío de un mensaje en que el buzón del destinatario se muestra tan solo un enlace. Al pulsar este enlace, uno es redirigido a un buzón de webmail al que se accede  con contraseña, y en el que se puede visualizar el mensaje enviado y contestar sin dejar rastro en el buzón particular del destinatario del primer correo. El uso de este sistema, extraprocesalmente, acaba de ser denunciado ante la jueza De Vega.

Los letrados de los Kokorev advierten a la magistrada en su último escrito que “cualquier información cruzada es de interés para el proceso, pues afecta al comportamiento procesal del testigo, y puede incluir información unida a los autos”. Y subrayan que en los propios mails ya conocidos por el juzgado se revela no sólo la familiaridad de la policía en el trato con este testigo sino las advertencias que le hacen los agentes para que se abstenga de filtrar información a los medios de comunicación al incurrir (estando sometido al secreto de sumario) en delito de “revelación de secretos” y al perjudicar a la propia investigación.

“Vamos a tener que reparar una avería muy seria en el Poder Judicial canario”

Desde el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, en fuentes a las que ha accedido ‘Madrid Code’, se observa con “cierta expectación y algo de desasosiego” la deriva que está tomando la instrucción. Esas fuentes, del órgano que culmina la organización judicial en el ámbito territorial de Canarias, admiten que “vamos a tener que reparar una avería muy seria”, y hacen alusión al doble expediente por supuestas irregularidades en la investigación residenciadas tanto en el CGPJ como en el Comité de Peticiones de la Unión Europea.

De la misma manera, recuerdan que los informes que haya podido elaborar la UDYCO, “en puridad, no vienen ningún valor probatorio, en la medida en que hablamos de versiones suministradas en este caso por un ‘informante’, en parte extraprocesalmente, que revelan situaciones que el tribunal deberá verificar si son objetivas y verdaderas, o por el contrario son apreciaciones o conjeturas contra los investigados, por la razón que sea”. Desde luego será la juez la que “tendrá que llegar a la convicción absoluta o a la certeza sobre la responsabilidad penal del señor Kokorev”.

Éste es el rocambolesco estado del proceso más de una década después, con Vladimir Kokorev intentando recuperarse de su grave estado de salud tras 29 meses de prisión preventiva y sin horizonte para el cierre de la instrucción y la publicación de un auto de procesamiento.

Marisa Páramo

@marisaparamo

 

25 enero, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias
Sobre nosotros

MurciaCode. Tu periódico de Murcia.

AVISO LEGAL: La empresa editora no se hace responsable de las opiniones vertidas en los artículos por los colaboradores.